Grandes mitos romanos

Grandes mitos romanos

Living in Rome

Visitar Roma es sumergirse en rincones que desbordan historia por doquier, por lo que esta localidad italiana es perfecta para aquellas personas apasionadas con los monumentos antiguos, la pintoresca arquitectura de épocas pasadas y, como no podría ser de otra forma, la mitología.

Existe una enorme cantidad de creencias y mitos que giran en torno de la ciudad en cuestión, razón por la cual quienes tienen la posibilidad de tomarse unas vacaciones en este destino no pueden dejar de ponerse en pleno contacto con estas maravillosas e interesantes historias.

A continuación, enumeraremos algunas de las principales características de los grandes mitos romanos, los cuales están repletos de dioses, magia, naturaleza, combate y guerras:

  • La mitología romana es politeísta y antropomórfica, sin dejar de mencionar que cuenta con la presencia de dioses adoptado de otras culturas diversas y la personificación de distintos aspectos del la naturaleza.
  • Los principales dioses romanos se reúnen en grupos de a tres, por lo que existen varias “tríadas” que aparecen a lo largo de la historia de Roma. Una de las más importantes se denomina la “Tríada Capitolina”, y estaba compuesta por Júpiter (mejor conocido como Zeus), Juno y Minerva.
  • Júpiter (o Zeus) es el Dios principal. Controla la lluvia, los rayos y los relámpagos.
  • Juno (o Hera) es la diosa de la maternidad. Preside los casamientos, ayuda a las mujeres al momento del parto y es la protectora del Estado romano.
  • Minerva (o Atenea) es la diosa de la artesanía y la sabiduría. Se constituye como la patrona de los guerreros, la defensora del hogar y la encarnación tanto de la pureza como de la razón.
  • Otros dioses romanos destacables son: Febo (Apolo), Diana (Artemisa), Mercurio (Hermes), Vulcano (Hefesto), Vesta (Hestia), Marte (Ares), Venus (Afrodita), Ceres (Démeter), Neptuno (Poseidón), Baco (Dionisio), Saturno (Cronos) y Plutón (Hades).
  • En Roma, cada familia tenía sus propios rituales a la hora de rendir culto a los dioses. Se consideraba que los Manes eran los espíritus de los antepasados muertos, los Lares eran los protectores de los hogares y los Penates eran los guardianes tanto de las despensas como de la intimidad de las gente.

He aquí dos de las tantas historias pertenecientes a la mitología romana:

  • Hersilia era la mujer de Rómulo, el mítico fundador de la Ciudad Eterna. Cuando éste fue transformado en dios por Júpiter, Hersilia quedó devastada. Apiadándose de ella, Juno (la reina de los dioses) envió a Iris para que guié a Hersilia hasta donde se encontraba su marido (llamado ahora Quirino). Cuando la pareja se encontró, Rómulo le cambió totalmente el aspecto a su esposa y la nombró a partir de ese entonces, Hora Quirini.
  • Hay muchas versiones sobre el origen de las rosas en la mitología romana. Una de ellas asegura que estas flores fueron creadas por Cibeles para vengarze de Afrodita. El objetivo de la diosa de la Madre Tierra era que la belleza de las rosas le hicieran competencia a la de la diosa del amor, que hasta ese momento parecía no tener rival alguno.