Todos los caminos conducen a Roma

Roma

Roma, cuna de emperadores, escenario de multitud de batallas e inspiración de grandes escritores. Esta majestuosa ciudad dispone de más monumentos por metro cuadrado que ninguna otra. Es la ciudad eterna, en la que podemos respirar ápices de historia y empaparnos de ella, pues está todo a nuestro alcance.

A las puertas del Vaticano…

A las puertas del vaticano, la guardia suiza nos aguarda y despide con un silencio disciplinar, digno de soldados de las altas esferas. Rodeamos El estado vaticano para hallar las puertas del Brancaleone, un acogedor apartamento, aportando a nuestro viaje el toque romántico,

Dejando a un lado la parte espiritual, nos adentraremos en la histórica. Todos ansiamos conseguir la amada foto con un centurión romano en el coliseo, símbolo de la cultura de todo un imperio del que podrás disfrutar a pocos metros de tu instancia, como Capo d’Africa 3.

Comer en el Foro romano o en Viale di Trastevere

Visitar el foro romano, centro neurálgico de grandes acontecimientos, como juicios, rituales religiosos, ceremonias, sacrificios, elecciones y leyes. Entrar en el Palatino, una de las siete colinas de la ciudad, donde Rómulo fundó Roma en el siglo 8 a.C, que era la vivienda de los emperadores, y desde donde tenemos vistas directas del Circo Máximo, donde se celebraban las carreras de carros.

Si el anhelo es saborear la vida italiana, mientras escuchas a los músicos callejeros y degustar su gastronomía, en definitiva, formar parte de toda esta magia; lo tuyo es adentrarte en el céntrico barrio italiano de Trastevere, muy cercano al río Tíber, disfrutando de una encantadora estancia en Viale di Trastevere.

Fontana de Trevi, que la suerte te acompañe…

Cruzando el Tíber, para llegar al centro de esta maravillosa urbe llena de encanto, con gente cercana que amenizará nuestra estancia, encontraremos edificios históricos que nos dejarán prendados, pues hace falta ver para creer.

No tiene precio estar paseando, y de pronto encontrarte con la Fontana de Trevi, y sentir esa necesidad imperiosa de lanzar la moneda, que de alguna manera simboliza lo enamorados que hemos quedado de esta asombrosa ciudad y tener la certeza de que algún día volveremos. Sin embargo, este no es el único ritual del que podemos formar parte…

La Boca de la Verdad, solo para valientes, pero tranquilo, después podrás beber de sus fuentes…

La Boca de la Verdad, es otro lugar que debemos ver, se trata de valorar cuánto queremos a nuestra mano y del riesgo que estemos dispuestos a correr en función de nuestra sinceridad. Pues de no ser completamente sinceros, corremos el riesgo de sufrir una amputación del miembro. Y cuenta la leyenda…tal vez es mejor que vosotros mismos la conozcáis estando allí.

Algo anecdótico que debemos saber mientras recorramos la ciudad, es aprender a beber en sus fuentes, pues para todo en esta vida hay truco, pues si tapamos con la mano la salida de agua, ésta cambiará su curso hacia otra ranura que nos permitirá beber más cómodamente. El agua de Roma es una de las delicias más absolutas que podáis saborear de este mundo.

Una ciudad con un volcán, ¡no te asustes!, está inactivo hace siglos…

No podemos olvidar hacer mención al ecosistema que allí podemos encontrar, pues existe un lago llamado Castel  Gandolfo, donde antes se encontraba un volcán, con dimensiones de 35´00 km de largo, 2´500 km de ancho y 1´700 km de profundidad. Una maravilla de la madre naturaleza, que no nos podemos perder.

Después de la experiencia, podemos visitar (a pocos metros de los apartamentos Alloggio Pantheon) el legendario Monumento Panteón, la Piazza nova y la famosísima Piazza spagna; en esta última, políticos y diplomáticos han tenido el privilegio de caminar por las preciosas calzadas romanas.

Dos estados en uno…

Roma es de las pocas ciudades europeas que permiten visitar dos estados dentro de una misma ubicación, quién sino el  vaticano puede ofrecernos tal privilegio. No solo es el centro neurálgico de la fe que llega a tanta gente, es también arte religioso, que nos otorga la oportunidad de conectar con los mejores pinceles del renacimiento.

Y ya que todos los caminos conducen a Roma, uno no debe privarse de la experiencia que nos ofrece esta travesía en la vida. Para conquistar el mundo, hay que comunicarlo, y en esto los romanos fueron pioneros.

Y donde me alojo…

Bueno, Roma tiene hoteles, tiene casas rurales, ofrece un sinfín de alojamientos, eso sí, no para todos los bolsillos, ¿o sí?… pues hay opciones, por ejemplo alquilar apartamentos, en una ciudad tan cara es algo que se ha puesto de moda hoy en día.

Por tanto, no esperes, descubre todos los apartamentos en Roma, en el portal con una relación calidad precio inmejorable, fabulosas localizaciones, de en sueño, a medida de todos los usuarios; ya sean  2 noches u 11 meses, por negocios y mero placer, descubre Roma y disfruta sin pensar si… te quedarás sin dinero.

Malaca, época de maravillas

Malaca, época de maravillas

Hoy no es uno de nuestros expertos quien va a compartir sus conocimientos, sino una conocedora de la Historia, pero desde el punto de vista de una aficionada que la lee por el placer de leerla, visualizarla y revivirla. Hablará, además, de su ciudad natal, Málaga, en la época romana. Os chocara su nombre y su primer apellido, seguro. Pero es que de la mezcla de un nordico y una española solo puede salir cosas buenas.

Ella es Anna Nielsen Garcia, ayudante de marketing de Helle Hollis una empresa daneso-española que lleva muchos años junto al aeropuerto de la capital de la Costa del Sol. Con su interesante escrito nos quedamos. Gracias, Anna

“No es la primera, ni será la última vez que me sueño en la ciudad de Málaga del año 218 antes de Cristo, después de las Guerra Púnicas. Fue por aquel entonces cuando el poderoso Imperio Romano se hizo con el control del lugar que es hoy esta ciudad, al igual que subyugó a otras regiones que se hallaban bajo el dominio de Cartago.

El asentamiento romano en Málaga

Las poblaciones del interior no tardaron mucho en someterse al yugo romano a inicios del segundo siglo antes de nuestra era, de modo que se convirtieron, al menos las de mayor, importancia en verdaderas ciudades, con un mínimo de autonomía, pero siempre bajo el férreo control romano.

Fue Roma la que unificó a quienes vivían en y de la costa con aquellos que obtenían su sustento de las tierras del interior. Pero no olvidemos que se trataba de una colonización –la palabra invasión posee una serie de matices que no son adecuados para este caso, o al menos para el momento concreto-, de modo que se establecieron, lógicamente, colonos.

Recursos por cultura

Fueron estos colonos itálicos quienes, a cambio de explotar los recursos naturales de la zona, trajeron el latín, así como unas costumbres y unas leyes que cambiarían de manera radical la vida y la forma de ver el mundo de quienes poblaban aquel entorno.

A lo largo de estas décadas, el Municipium Malacitanum se convertía en un punto importante de paso en la conocida como Via Herculea. La calzada suponía un enorme impulso tanto en lo cultural como en lo económico para la ciudad, poniéndola en contacto con otros lugares de la Hispania Interior, así como con el resto de puertos del Mediterráneo.

Esplendor económico y cultural

Decía que me he soñado y seguiré haciéndolo en una Málaga importante en lo económico y en lo cultural, tal como prueba el que por esta época se construyera el maravilloso Teatro Romano, uno de los más antiguos de la Península.

Cuando cayó la República y con la llegada del recién estrenado sistema político, lo territorios de Málaga, que llevaban siglos siendo romanos, se repartieron en lo administrativo entre los cuatro conventos jurídicos en los que se desgajó la provincia Bética que acaba de nacer de la mano de Augusto.

Si hemos de atender a lo que escribió el historiador griego Estrabón, la ciudad poseía una planta irregular, tal como lo era la de las ciudades de origen Fenico. En ella, el Imperio acomete la construcción de grandes obras. Así, es la dinastía Flavia quien comienza con e puerto y será la Augusta la que construya el teatro.

Málaga es diferente

El emperador Tito, perteneciente a la dinastía Flavia, es quien concede a Málaga los privilegios propios del municipio y estatus de ciudad confederada. De esta forma, podría decirse que en Málaga se han vivido tres repúblicas, en lugar de las dos del resto de la Península.

Cabe reseñar que la Malaca romana llega a un importante punto de desarrollo. Tanto es así que alcanzó a regirse por una ley, un código diferente, como es el caso de la Lex Flavia Malacitana, en el que se otorgaba importancia a la personas de cierto nivel cultural y amantes del arte.

En la época, la vida social y espiritual de la ciudad presentaba algunas distinciones con respecto al resto del Imperio, debido a las diferencias étnicas. Económicamente, la zona se sustentaba de la agricultura y de la pesca.

Llegado el año 325, el Concilio de Nicea se encontró con una Málaga, a diferencia del resto de enclaves romanos en Hispania, fuertemente cristianizada, a pesar de las frecuentes revueltas que se habían producido en contra de los romanos cristianizados por su oposición al paganismo.”

Hoteles económicos en Benidorm

La bella ciudad de Benidorm es uno de los sitios perfectos para poder disfrutar de unas vacaciones sumamente tranquilas durante el año. Pero fundamentalmente es una localidad adecuada para que los turistas puedan hospedarse en hoteles baratos en Benidorm, abonando un coste no muy elevado, lo cual es algomuy importante.

Es una localidad con muchos atractivos, para que los turistas lo pasen bien.

Se puede hallar hoteles baratos en partes estupendas de la ciudad, para que todos los visitantes puedan contemplar bellas vistas de las diferentes playas de Benidorm, que es algo que siempre se tiene que subrayar, entre otras cosas porque algunas playas tienen la Q de Calidad, que es algo que no todas las playas de España disponen.

Benidorm es una maravillosa localidad en la que es posible disfrutar de unas playas de categoría y resultan ciertamente satisfactorias para todos los visitantes. De manera que si te gusta gozar de unas vacaciones en la playa, puedes contar con Benidorm, una ciudad realmente completa en este orden.

Esta ciudad a su vez posee una vida nocturna muy especial, que posibilita a los turistas poder gozar de unas vacaciones realmente de ensueño, debido a que las discotecas de Benidorm son muy populares para los turistas que llegan desde otras zonas del globo.

De este modo, los que quieran conocer Benidorm pueden efectuar su reserva, con antelación, en el hotel que más les agrade, de acuerdo a sus pretensiones.

Vacaciones inmejorables en Roma

Famosa por ser la capital de Italia, Roma sorprende al viajero por su cultura, donde todo lo clásico, el barroco y lo renacentista se entremezcla en todo el casco histórico de la urbe.

Vale señalar que cuando uno llega de vacaciones a Roma, le es irresistible querer conocer los más importantes encantos de la ciudad, como es el caso del Coliseo Romano. Para ello es mejor escoger hoteles en Roma que se sitúen en un sitio céntrico o bien estén bien comunicados con la urbe.

Roma, la ciudad de algunos de los monumentos más famosos del mundo, como el Coliseo o La Fontana di Trevi, es además la ciudad de las mil iglesias; una urbe que es tan particular que cobija en su interior todo un estado –como es el Vaticano-; aparte de todo esto, es famosa por ser capital de un país con una de las cocinas más reconocidas a nivel internacional.

Coliseum at Night by Marcelo Musacchio

Cuando llegue a la Fontana di Trevi, lo más seguro es que encontrará muchas personas a su alrededor, no pudiéndola ver correctamente. Lo ideal es regresar a verla a las dos de la mañana, ya que a ese horario no recibe casi visitas.

También, se puede hacer una visita al Panteón para gozar de su grandeza, o asistir al Pinccio, un mirador muy bonito que se localiza sobre la Plaza del Pueblo.

Otra opción es el paseo por Villa Borghese, el cual es altamente aconsejable para aquellos que deseen permanecer del ruido. Si viene aquí no se pierda las magníficas fuentes que se localizan desperdigadas por todo el parque.

Si camina por la Plaza Venecia, a su lado izquierda se sitúa el Guetto, más conocido por ser el barrio judío de Roma. Este se caracteriza por ser hermoso y poco turístico.

Para terminar, el Vaticano les brinda a los viajeros visitas guiadas a las necrópolis subterráneas de la ciudad. Generalmente, se trata de un atractivo que pocas personas conocen, a pesar de que representa una experiencia muy fuerte de vivir.

Anímese a viajar a Roma y pase unas vacaciones inolvidables.